Los Juegos de la 29ª Olimpiada 08 - 24 de agosto de 2008

Origen e historia

El atletismo, o pista y campo, es el deporte olímpico más emblemático. El primer evento deportivo celebrado en las Olimpiadas de la antigüedad fue la carrera de estadio, de un recorrido de poco más de 192 metros. Estas competiciones se remontan al año 776 a.C. Otras pruebas de atletismo en las Olimpiadas de la antigüedad incluían carreras campo a través, una carrera con armaduras y un pentatlón que consistía en carrera de estadio, salto de longitud, lanzamiento de disco, lanzamiento de jabalina y lucha libre. Similares eventos se celebraban en la antigua Grecia en los Juegos de Isthmian, Nemean y Pythian.

Según registros deportivos históricos, el atletismo nunca ha dejado de practicarse. Muchos de los intentos de renovación de las Olimpiadas en el siglo XIX consistían en la variación de las competiciones atléticas. En Europa, las ferias y festivales locales abarcaban a menudo los eventos de carrera, salto y lanzamiento. En Irlanda y Escocia, estos se convirtieron en series organizadas de los Juegos de Tailteann y Highland, respectivamente.

Después de la restauración de los Juegos Olímpicos, el atletismo ha sido el deporte más popular en el programa olímpico. Hoy día, la modalidad es sobrepasada sólo por el fútbol, el baloncesto y el voleibol como deportes más practicados. El atletismo de pista y campo tiene seis “categorías”: carrera lisa, carrera de obstáculos, marcha, salto, lanzamiento y combinado de pruebas. Cada una de las categorías incluye diferentes pruebas que siguen estándares internacionales.

Desde 1896, el atletismo se ha celebrado en todas las Olimpiadas. Esta disciplina deportiva para mujeres comenzó en la Olimpiada de 1928 y desde entonces nunca ha dejado de celebrarse. A pesar de los cambios, el programa masculino ha llegado a ser bastante uniforme desde 1932. Aunque la participación de mujeres estuvo permitida inicialmente en unas pocas pruebas, ahora éstas ya tienen un programa con casi los mismos eventos que en el de los hombres. Como en los Juegos Olímpicos de Sídney 2000, las únicas diferencias en los programas masculino y femenino son: los hombres compiten en la carrera de obstáculos y las mujeres no; los hombres tienen dos marchas (20 km y 50 km) y las mujeres sólo una (20 km); la distancia para la carrera de vallas femenina es de 100 metros y la masculina de 110 metros; y las mujeres compiten en un heptatlón mientras los hombres en el decatlón.

Estados Unidos siempre ha sido la nación dominante en las pruebas masculinas del atletismo, mientras que en las femeninas, la Unión Soviética y la RDA (Alemania Oriental) fueron las máximas potencias antes de su disolución. Hoy en día, Estados Unidos sigue dominando en las carreras de velocidad, de vallas, salto de longitud y triple salto. Las naciones africanas, sobre todo Kenya, Etiopía y Marruecos son ahora las selecciones dominantes en las carreras a fondo, modalidad que a comienzos de los años 70 estuvo dominada por Finlandia.