Los Juegos de la 29ª Olimpiada 08 - 24 de agosto de 2008

Nadia COMANECI

Nadia COMANECI
Nadia Comaneci

Nació el 12 de noviembre de 1961 en Gheorghiu-Dej, Rumania.

Disciplina: gimnasia

Palmarés:
Juegos de la XXI Olimpiada (Montreal 1976): Oro, múltiple individual - Oro, barras asimétricas - Oro, barra fija - Plata, competición por equipos - Bronce, ejercicios de suelo.
Juegos de la XXII Olimpiada (Moscú 1980): Oro, barra fija - Oro, ejercicios de suelo – Plata, múltiple individual - Plata, competición por equipos.

La jovencita emprendió muy pronto el camino hacia el gimnasio donde entrenó diariamente durante varios años. A los 8 años ya era campeona nacional y a los 9 participó en sus primeros concursos internacionales. En 1972, estaba a la altura de las mejores. Su corta edad la impidió ser seleccionada para los Juegos de Munich. Nadia Comaneci se consagró en los campeonatos de Europa de 1975 con cuatro medallas de oro.

Montreal 1976. A los 14 años Nadia Comaneci causó sensación al convertirse en la primera gimnasta en obtener la nota máxima de 10 en las barras asimétricas. Consiguió otras seis durante los Juegos y ganó tres medallas de oro, una de plata y una de bronce. Su actuación en la barra de equilibrios fue inolvidable. El mundo quedó encantado ante la “Reina de Montreal” que llevó la gimnasia a la cima de la perfección. Sus ejercicios eran técnicamente superiores a los de las soviéticas Kim y Tourischeva, sus principales rivales. Sorprendía su fuerza mental, su audacia sin límites, tal vez olvidando que sus proezas representaban, sobre todo, el resultado de un trabajo muy riguroso. “Sabía que si trabajaba duro, podía ganar” declaró entonces.

Recibida como una heroína a su regreso de Bucarest, Nadia Comaneci coleccionaba las medallas conseguidas en los campeonatos de Europa y del mundo. En los Juegos de Moscú de 1980, la jovencita de Montreal había crecido, pero su talento seguía intacto. Completó su palmarés con dos títulos (barra de equilibrio y suelo). Una caída en las barras asimétricas le impidió conservar su título en el concurso general, en el cual ganó la medalla de plata. En 1981, se retiró con 20 años recién cumplidos.

En 1984, Nadia Comaneci recibió la Orden Olímpica y fue elegida Heroína del trabajo socialista en Rumania.

Su evasión de Rumania, el 26 de noviembre de 1989, la víspera de la revolución, es digna de una novela de espionaje. Constantemente espiada por la policía secreta del presidente Nicolae Ceausescu -la Securitate- que la vigilaba como si se tratara de un tesoro nacional, consiguió cruzar de noche la frontera húngara, luego pasó un tiempo en Austria para refugiarse finalmente en Estados Unidos.

Después de unos años difíciles, Nadia Comaneci encontró la estabilidad y la felicidad con el gimnasta estadounidense Bart Conner. Juntos trabajaban en su gimnasio que acogía a jóvenes promesas, de la revista “International Gymnast Magazine”, así como de su productora de televisión “Perfect 10 Production.”, Nadia Comaneci también fundó una escuela de gimnasia en su ciudad natal, que cuenta con su ayuda permanente.

Sus hazañas de Montreal hicieron famoso a su entrenador Bela Karolyi, que abrió una escuela en Houston. Entre sus alumnas figuraba Mary Lou Retton, medalla de oro en el concurso general en 1984, en los Juegos Olímpicos de Los Ángeles.